El duelo

Siento que debo escribir este post y contarles cosas sobre como ha sido cerrar la tienda….. Pero por otro lado siento que este proceso lo he ido viviendo hace tantos meses que prefiero hacer un repaso mas que un ‘cómo me siento ahora’. 

Yo soy una persona comprometida.

Y partiendo desde esa base es que se pueden entender un poco los ‘por qué’.

Cuando nos conocimos con Tomas solo teníamos 19 años. Nos conocimos, nos hicimos amigos y nos comprometimos el uno con el otro (digo comprometimos no en el sentido de casarnos, sino ese compromiso que se hace con la guata y el corazón).

Nos embarcamos juntos en un camino que no sabíamos hacia donde iría, pero nos lanzamos el piquero.

Siento que eso es un reflejo de quien soy, de quienes somos como pareja.

Nos lanzamos sin mirar atras o al lado, sin pensar en que podría haber sido si hubiéramos tomado otras decisiones.

Y si! Suena medio descabellado y hasta desmedido pero no. Yo soy muy cabeza también. Porque pienso en toooooodos los caminos posibles, en todas las variables, en todos los traspiés que pueden pasar, en todo! Y por eso vivo en la lucha con la ansiedad, que en otras palabras es lo mismo pero el lado oscuro……

Entonces se nos ocurren cosas (muchas cosas) y empezamos a barajar las posibilidades, a ver las opciones, a poner en la balanza. Y cuando ya tenemos un poco mas claro lo concreto, la realidad, las opciones viables…. Ahí dejamos que la guata decida.

 

En mayo del 2020 tuvimos un embarazo que llego solo a las 7 semanas. Cuando perdimos a ‘le bebe’ fue un golpe duro. Pero también un regalo. Una oportunidad.
Nos regalo el espacio para volver a plantearnos como seguir.

Nos hizo parar un poco y darnos cuenta de que sí queremos otro hijo (todo esto lo hablaremos en algún momento, pero quiero contextualizar).
Y eso nos hizo pensar en lo concreto, en la realidad. En lo que les contaba, en la primera etapa para tomar una decisión tan radical como lo es cerrar todo e irnos de Chile.

Queremos otro bebe pero no queremos educar a nuestros hijos aquí.

Sabiendo lo que hay afuera, y que el mundo es cada vez mas pequeño, no quiero educarlos aquí.

Y no quiero juzgar las decisiones de cada familia, pero este ítem para mi es un deal breaker. Siento que me deja sin opcion: nos tenemos que ir.

 

Entonces, en junio/julio, cuando empezamos a pensar en esto y a darnos cuenta de que podemos tenerlo todo aquí pero si este punto no funciona, entonces nada funciona. No hubo mucho que decidir.

 

Mi hija fue planificada. Nosotros tomamos la decisión de tenerla. De tenerla y de criarla lo mas presentes posible. Y quiero que su educación también sea asi.

Siento que no quiero conformarme por miedo o por quedarme en mi zona de confort, esa no soy yo.

 Entonces fue ahi. Cuando empece mi proceso de duelo. Cuando tome la decisión de nuestro siguiente paso fue cuando tuve que evaluar lo que dejábamos atrás.

Y no crean que es fácil. Por un lado, construimos nuestra casa propia hace un año, tenemos un negocio que funciona y que tiene muchísimos potencial para seguir creciendo, vivimos en un pueblo lindo con aire limpio. En resumen, estamos cómodos.
Pero y? Por cuanto tiempo? A que precio?
Estoy agradecida de haber vivido estos años aquí. De haber construido mi empresa desde cero. De haber tenido el tiempo y la calma para criar.

Pero estoy lista para la siguiente etapa.

Quiero sacar a mi hija a caminar por calles llenas de historia. Quiero tomarla de la mano y sumergirnos en los museos. Quiero ofrecerle una educación donde aprender idiomas sea básico y donde ella pueda elegir su futuro libremente.

 

Entonces agarro mi ego, que es el que me pide que noooooo, que no cierre la tienda, que no deje atrás todo lo que he construido….. agarro mi ego y lo dejo atrás.

Agarro mi ego y le dejo bien claro que hoy lo que me mueve es mi hija y su futuro. Y que si hemos logrado todo lo que hemos logrado hoy, podemos volver a hacerlo…..

Que el miedo nunca va a ser mi motor.

Que nunca voy a tomar decisiones por miedo.

12 comentarios

Abi

Flo es tan grato leerte, eres inspiración para todas nosotras!!! Les deseo muchas buenas vibras y que está nueva etapa en sus vidas sea lleno de nuevos aprendizajes para seguir creciendo… Disfruten las oportunidades que les da la vida 💜 saludos 💕.

Alejandra Carreño

Me encanta leerte y este blog también, y claro!!! que envidia te tengo mujer jajaj de la sana, quien no quisiera tomar todo y meterlo en maletas y partir, pero bueno hay otras cosas que podemos hacer para tener una vida mejor, cariños para ustedes familia de valientes que la vida siempre les sonría.. Cariños

Marión

Me encanta leerte!! Me dan más ganas de irme de Chile y entregarle otra educación a mi hijo. Mi pareja es profesor y veo como sufre que llegue marzo y lo limitado que es nuestra educación. Veo como él quiere entregar lo mejor para los niños y veo como sus familias son tan limitadas.
Les deseo lo mejor y ojalá poder emprender el vuelo como ustedes❣️

Monse

Grande Florence!! El único gran motor es el amor. Les irá bien siempre y dónde estén, porque ustedes son amor.
Abrazos

Paola

Adoptenmeeeee a mi y a mis hijoooos jajaja toda la suerte del mundo. Si no fuera sola con mis guaguas, las agarraria y nos mandariamos a cambiar.

Suerte. Toda la.suerte del mundo.
Siento que hasta los quiero

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados